Licencias Creative Commons y yo….

Supongo que en algun momento, ya desde que comenzaron (o talvez desde antes) en el mundo del software libre escucharon o leyeron sobre las licencias “Creative Commons”, las cuales son afiliadas a trabajos de información para el reconocimiento intelectual del autor.

Lo encontraran en muchas de las webs y blogs mas y menos conocidos en internet. De forma practica lo que te pide esta licencia es que si deseas copiar, distribuir, exhibir,etc. Debez citar siempre la fuente del autor.

Segun la Wiki, estas son los tipos de licencias ofrecidas:

 

Reconocimiento
(BY) El beneficiario de la licencia tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar la obra y hacer obras derivadas siempre y cuando reconozca y cite la obra de la forma especificada por el autor o el licenciante.
No Comercial
(NC) El beneficiario de la licencia tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar la obra y hacer obras derivadas para fines no comerciales.
No Derivadas
(ND) El beneficiario de la licencia solamente tiene el derecho de copiar, distribuir, exhibir y representar copias literales de la obra y no tiene el derecho de producir obras derivadas.
 Compartir Igual
(SA) El beneficiario de la licencia tiene el derecho de distribuir obras derivadas bajo una licencia idéntica a la licencia que regula la obra original.

 

No explicare mas porque no es el motivo de esta entrada. Si desean mas información sobre esto, pueden encontrarla aquí:

http://creativecommons.org/

http://es.wikipedia.org/wiki/Creative_Commons

http://es.wikipedia.org/wiki/Licencias_Creative_Commons

 

Se que las entradas de este blog son poquísimas en comparación con otros, es mas, el titulo indica “Comunidad Fedora de Peru”, la cual existe, pero no es esta (si, ya estoy rompiendo la cabeza para escoger un nuevo nombre). Soy el único autor y escritor de aquí, así que la palabra comunidad no esta lejos, pero no es la indicada.

Hace mucho también se me cruzo la idea de aplicarle una licencia a mis entradas para que se me cite, ya que recibo (aunque poco) trafico desde otras webs que me usan como fuente. Después de pensármelo mucho (y para rematar estuvo una de las ultimas declaraciones de Linus Torvalds acerca del “egoísmo” de parte de quienes usamos el software libre, idea la cual comparto de cierta manera, ya que aunque por las entradas de un blog no se gana dinero, y quienes lo hacen, dudo que sea una cantidad para tener en cuenta, están ganando otra cosa, REPUTACIÓN, o porque creen que publican su nombre completo y hasta una breve descripción de su vida (si, algo como yo). Difícilmente encontrar un blog con tutoriales detallados con un autor que no ofrezca de alguna manera su nombre REAL.

Pero bien, eso de la reputación, aun siendo un buen incentivo no fue la razón por la que abrí este blog. Aun sabiendo lo altruista que pueda sonar, mi mayor inspiración fue el hecho de brindar información y saber que le sera útil a otras personas con intereses parecidos a los míos en el campo de la informática.

Decisión final? No aplicare NINGUNA LICENCIA a este blog. Si alguien desea copiar, distribuir, derivar y hasta lucrarse del trabajo en este blog y no desea citarme, por mi es LIBRE de hacerlo con toda la confianza del mundo.

Si me citas genial, sino también.

 

 

Viendo al lado: OpenSUSE

Ante el retraso del lanzamiento de Fedora 17 (yo que ya había alistado mis archivos con sus respectivas copias xD) decidí no quedarme atrás con la emoción y mira al familiar mas cercano de Fedora, osea OpenSUSE. Ya había tenido una buena experiencia con esta probandola en su edición 11.2 con LXDE en un ordenador antiguo y uno que otro encontrón con su version en DVD con KDE. La interfaz KDE muy poco me habia llamado la atencion, le di unas oportunidades relampago unas 4 veces, no me acostumbraba, pero que rayos, lo haria de nuevo 😀

La instalación es bastante rápida (comparada a Fedora), bueno, es una distro orientada a KDE, así que supongo que era normal. El arranque también lo es por cierto. Agregue los repositores no oficiales, instale los codecs multimedia, cambie una cosilla por aquí y por allá y listo, ya tenia un sistema hecho.

Todo muy bonito, comencé a revisar KDE de mil maneras, ya le encontré el gusto. Su sistema de personalización a través de la misma interfaz es ALTÍSIMO, viniendo de un usuario con costumbre a Nautilus, Dolphin me pareció increíble. Veo que han hecho un excelente trabajo por aquí.

Un único detalle que le encontré es que no todas las aplicaciones que uso están en sus repositores, esta limitación se tomada a que la distro cuenta con una enorme paqueteria disponible en .RPM en la red, así que si no hay por un lado, por el otro casi seguro que estaba.

El sistema me mostró una magnifica estabilidad y fluidez, no estaba satisfecho, sabia que no era la ultima versión de OpenSUSE disponible, ya hay la 12.1, así que a descargarla se ha dicho.

Hecho, la descargue, la instalación no tuvo problema, exceptuando que al seleccionar LVM no me reconoció la partición con Linux, sino otra mas pequeña, bueno, nada que con unos clicks no se arregle. Seguí con mi camino, comenzaron a aparecer los indicios de los problemas que se venían. momentos antes de terminar la instalación, la pantalla comenzó a mostrar tipo rayones de colores (fue solamente unos 4 seg, pero ya me comenzaba a preocupar). Al terminar me muestra una lista de las aplicaciones que “no se pudieron instalar” jaja, que cosa mas extraña, pero bueno, seguí para adelante.

Primeras impresiones:

– Arranque entre unos 15-20 seg (diferencia con Fedora que me lo hace en 40-50 seg en un ordenador con 2GB de Ram)

– Interfaz de arranque bastante atractiva.

Seguí a lo que tenia que hacer, instalar los codecs no oficiales y flash palyer también. Decidí probar el sistema de “One Click Install” de esta distro, pase a buscar los codecs para KDE, los encontré fácilmente y el sistema procedió a instalarse. Todo parecía ir bien, Amarok respondía de manera correcta a los archivos MP3, los problemas vinieron al intentar ver vídeos con “Kaffeine” , el cual me indicaba que no poseia los codecs necesarios para la reproducción y si deseaba instalarlos, supuestamente ya lo había hecho pero bueno, nada mas era hacerle click. Nada, me mando al gestor de paqueteria que de nuevo supuestamente ya me estaba “volviendo” a instalar los codecs, pero aun así, después de estos Kaffeine no podía reproducir los vídeos. Por mi mente siempre cruzo la idea de porque codecs diferentes para cada interfaz, osea codecs para KDE y otros para Gnome? Bueno, entre al gestor de paqueteria, seleccione aplicaciones multimedia, rapidamete encontre los codecs para Gnome y pase a instalarlos. No encontré mas que una dependencia rota, pero procedí, al finalizar, ningún problema, Kaffeine era capaz de reproducir todo vídeo con normalidad. Luego comencé a tener problemas con la gestión del uso de energía, también que una que otras veces el sistema no apagaba por completo.

Como estoy solo de visita en esta distro, que mas daba seguir “experimentando”. Decidí instalar los repositores Tumbleweed, convirtiendo a mi distro en una Rolling Release con la paquetería estable mas actual. Menudo puertazo que me di. Los vídeos no tenían sonido, KDE (ya siendo 4.8) no era lo suficientemente estable, el sonido se subía y bajaba al hacer uso de flash player, la gestión de mis redes inalambricas era pésima, tenia que estar agregando la misma red por cada reinicio, al parecer KDEWallet no estaba haciendo su trabajo correctamente.

No me dejo el mismo sabor que su predecesor.

Siempre tuve una buena impresión de OpenSUSE como distro alemana. Si he de usar esta distro con su versión mas reciente, creo que solo llegaría a la 12.1 sin Tumbleweed. Porque hasta ahi , moviendo una que otra cosilla por aqui y por alla los problemas serán mínimos, lo que si destaco nuevamente es el estilo “verde” que le han dado, ya sea al ejecutar LibreOffice o GIMP con ese estilo muy OpenSUSE que tienen, eso si que me agrado bastante. La recomiendo hasta cierta parte, como distro en si es buena, pero creo que este ultimo lanzamiento no fue su mejor ocacion, ojala sorprenda con la siguiente, que la esperare con ansias, estoy seguro.

¿Windows 7 es una copia de KDE?

Este vídeo está hecho por la gente de ZDNET. Realizaron un experimento, el cual consistió en ir a las calles con una PC con KDE 4 presentándolo a la gente como el nuevo Windows 7.

Lo bueno del video, es que a la gente que no sabe que está frente a un entorno propio de GNU/Linux, dice cosas como: “Se ve mejor que Windows Vista”; “Parece más fácil de utilizar, más intuitivo”; “Es más amigable”.

Lo gracioso, es que el entorno KDE que muestran, es un entorno “normal”, el ícono de abajo a la izquierda tiene la letra “K”, y el programa que están corriendo es Amarok.

Una vez más se comprueba que, GNU/Linux es un SO que podría triunfar tranquilamente en las máquinas de escritorio, pero no lo hará mientras la gente siga pensando que es un SO para servers y/o hackers. Es importante concientizar acerca de la facilidad de uso de GNU/Linux, a la vez de su libertad y de todas las ventajas que está de más mencionar ahora.

Fuentes:

– usemoslinux.blogspot.com

lucam86.com.ar

De como inicie en Linux y termine con Fedora

Recuerdo aun mi primera experiencia en Linux. Yo usando una PIII con 128 MB de ram, desde la cual hacia maravillas para no enloquecer, no tenia otra PC en aquella época, así que a aprender con lo que puedo.

Como muchos, ya me había “hartado” de Windows. De su gravísimo problema con los virus, de la necesidad de estar buscando cracks y serials para mis aplicaciones, pero mas que eso, puede que haya sido mi búsqueda por la velocidad.

Alguna vez ya había oído de Linux, siempre con algo de interés, pero cuando hablaban de ella, daban alguna mención a su alta dificultad en el uso del sistema, otros con mas miedo hablaban de un sistema de puros comandos.

Aun con todo esto, soy un geek arriesgado, si ha esto se le puede llamar valentía por supuesto ja-ja.

La primera distro que probé fue Xubuntu. Yo era solo un niño en lo que a computadoras se refiere, aunque literalmente, también lo era.

Nunca habia probado un S.O en modo LIVE, asi que despues de unos 3 arranques por fin pude percatarme de mi error e instalarlo.

Mi primera impresión? No agradable a la vista. El tema se parecía bastante simplón, lento a comparación de lo que había tenido en Windows (ahora se que se que era porque me faltaban instalar los drivers de video). Quise probar mi música, no reprodució ( mis archivos eran de formato MP3, obviamente faltaban instalar los codecs propietarios). Como pueden imaginar, no fue mi mejor día.

Seria en mi primer año de universidad que lo volvería a usar, aun llevaría cursos de este en octavo ciclo, pero no me importaba, tenia una buena portátil, una buena conexión a internet y mucho tiempo libre, no tenia que perder.

Leyendo algunas opiniones en algunos foros de internet, me anime por Ubuntu, menciono que por esos momentos, por mi cabeza cruzaban el porque habían tantos “Linux’s”? Me volvería a decepcionar? Porque todos esos “Linux’s”? Todo se haría claro después.

La instalación de Ubuntu, para quien nunca había probado otro sistema que no sea Windows por mas de 15 minutos, fue realmente fácil. Al terminar la instalación, me gusto la interfaz, se veía agradable y ligera (era Gnome 2), me saltaría un aviso preguntando si aceptaba la instalación de unos archivos necesarios para reproducir música y el hasta ahora, mal necesario, flash player.
Al terminar, básicamente, ya tenia un sistema hecho. Podía entrar a internet, reproducir mi música. El sistema arrancaba, a diferencia de otros, rápido. Era feliz.

Llego el día del cambio de interfaz, Ubuntu mudaba a Unity. Llegue a encontrarle el gusto.

Me tope con algunas noticias acerca de una interfaz con un cambio radical, Gnome Shell, mirando algunos videos y probando su exclusivamente LIVE CD, lo encontré interesante, decidí instalarla. No salio bien. Lograba entrar a la interfaz, pero la inestabilidad era enorme. Ok, decidí simplemente esperar un poco mas para su desarrollo.

Mi decisión de dejar Ubuntu vino solo días después, cuando luego de alguna actualización de rutina del sistema, la interfaz de Unity desaparecía, podría ser algún daño entre paquetes? No tenia archivos importantes, asi que formatee e hice una instalacion limpia. No paso ni una hora para que me regresara el mismo error.

Gnome Shell seguí viéndose interesante y podía que con alguna distro que lo trajera por defecto si funcione. Decidí ir por OpenSUSE, según me decían, su estabilidad era enorme, ademas venia con Gnome 2, solo bastaría actualizar la interfaz para llegar a Gnome Shell. Funcionaba bien, mientras no tuviera que reiniciar el sistema. Cada vez que lo hacia tenia que, prácticamente, activarlo 2 veces, algo muy incomodo.

 

Buscando otras distros fue que encontré a Fedora, era la única distro que traía Gnome Shell por defecto. En la red se hablaba muy bien de ella, así que ha descargar se ha dicho.

Arrancaba sin problemas, el reinicio no tenia inconvenientes y quitando algunos bugs de poca importancia, había logrado lo que quería, y seguiría así hasta el día de hoy.